4 de Febrero Día Mundial contra el Cancer.

Numerosos estudios científicos han demostrado múltiples beneficios del ejercicio tanto en la prevención del cáncer, como el mejor pronóstico en caso de desarrollarlo.

Ya nadie duda de la importancia de la actividad física, el ejercicio y el deporte en la salud global, en la prevención e incluso en el tratamiento de numerosas enfermedades. Entre estas enfermedades está el cáncer. Son más de 10.000 las publicaciones científicas que han estudiado las vinculaciones entre el ejercicio y el cáncer y casi todas ellas con resultados positivos en cuanto a la prevención de numerosos tipos de tumores, la disminución de la recurrencia del cáncer y el mejor pronóstico de éste si se hace ejercicio.

Está científicamente demostrado que el ejercicio físico correctamente prescrito puede realizarse sin riesgo durante los tratamientos de quimioterapia y radioterapia y después de ellos. Ahora bien, es preciso ajustar su intensidad, duración, frecuencia semanal y tipo de ejercicio al estado general del paciente. El ejercicio físico va a mejorar la calidad de vida, la fatiga y el estado de ánimo del paciente oncológico en tratamiento. Además mejorará el pronóstico de la enfermedad, su calidad de vida futura y su esperanza de vida final.

reduzca-cancer-ejercicio-fb

En resumen, el ejercicio físico tiene los siguientes beneficios en relación al cáncer:

  1. Disminuye el riesgo de padecer cáncer.
  2. Aminora los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia, como las náuseas, el estreñimiento, la fatiga, la disminución de la libido o el riesgo de tromboembolismo.
  3. Disminuye la recidiva del cáncer.
  4. Aumenta la calidad y esperanza de vida.
  5. Mejora la energía vital y disminuye la fatiga.
  6. Mejora la movilidad y el equilibrio en general.
  7. Mantiene la masa muscular y la capacidad de realizar las actividades de la vida cotidiana.
  8. Mantiene la densidad mineral de los huesos.
  9. Mejora la autoestima.
  10. Disminuye el nivel de dependencia de terceras personas.
  11. Mejora las relaciones sociales.
  12. Mejora la calidad de sueño.
  13. Disminuye el nivel de ansiedad, depresión y estrés.
  14. Ayuda a controlar el peso.

Deja un comentario

0