Cuidados de la piel después del verano

Seguro que en muchas ocasiones has escuchado el dicho: “más vale prevenir que curar”. Con la piel, esto es imprescindible, ya que se debe proteger siempre de los rayos UV que emite el sol, y que tan nocivos son para la piel.

Es por esto que durante todo el año debemos cuidar la piel, y además hacer especial hincapié, en los meses de verano, donde los rayos solares inciden con mayor dureza sobre nosotros.

Protégete del sol: cómo debes hacerlo

Para protegerte del sol de una forma eficaz, es importante que confíes en los protectores solares de calidad, y no utilices nunca una protección solar mínima del 30 SPF. Además es muy importante que cada dos horas, repitas la misma operación de la aplicación del protector.

En el día a día, existen numerosos productos de distintos compuestos con los que podrás aplicar el protector, ya que en el caso de las mujeres con el maquillaje, si el protector solar es fluido, casi es imposible volver a ponérselo.

Gracias a las nuevas fórmulas en maquillajes y fotoprotectores, los podemos encontrar en polvos o en su versión compacta. Con esto simplemente es como retocar el maquillaje mientras te proteges.

Cuidados de la piel después del sol

Es muy importante protegerse cada dos horas, en cualquier ocasión del día y sobretodo en las partes que no cubren la ropa.

Debes tener en cuenta, que el factor de protección solar tarda como unos 30 minutos en hacer efecto, es por esto que antes de acudir a tomar el sol o de salir a la calle, debes aplicarte la crema y cada dos horas repetir la acción, para no sufrir ninguna quemadura indeseada.

Cuidados de la piel para después del sol

Después de una jornada de sol, es muy importante la hidratación para la piel. Debes aplicarte crema específica para después del sol “after-sun” o una crema hidratante específica para tu tipo de piel.

También se pueden utilizar aceites hidratantes o cremas que alarguen el bronceado, para que así, el bronceado, perdure por más tiempo.

¿Te has quemado? Pasos que debes dar

Es muy importante prevenir las quemaduras solares, pero si después de tomar precauciones, nos hemos puesto rojos, debemos calmar la piel con mucha hidratación y elegir productos naturales como el aloe-vera o la caléndula. Olvídate de remedios caseros como toallas con vinagre, que lo único que conseguirás es irritar más la piel, o producir alguna infección indeseada.

¿Cómo cuidar tu piel después del verano?

Una vez hayan terminado los días de playa y empieces con tu rutina diaria, debes realizar una puesta a punto de tu piel. A continuación te indicamos los pasos que debes seguir:

Cuidados de la piel después del sol

Exfoliación profunda

Tanto facial como corporal, debes realizar una exfoliación del cuerpo y el rostro para poder eliminar todas las células muertas y dejar libre la piel de impurezas.

Hidratación

Una vez se haya exfoliado, aclarado y secado la piel, procederemos a hidratar conveniente la piel con una crema indicada que aporte vitaminas a la piel y además aplicar una mascarilla que pueda realizar una mejor acción de hidratación, además de aplicar un tratamiento de vitaminas C, oxígenos, impurezas… la que mejor le convenga a cada caso.

Limpieza facial

En el caso del rastro es importante que consultes con un centro de estética para que estudie el caso de tu piel, te realice una limpieza facial y te aplique el correspondiente tratamiento, de esta forma preparamos la piel para la entrada del otoño.

Manchas en la piel, ¿cómo las eliminamos?

Después del verano, es posible que aparezca alguna mancha en la piel oscura que no queda bonita y que es antiestética. Si quieres eliminarlas, la opción perfecta es realizarlo a partir de septiembre-octubre ya que los rayos de sol no inciden con la misma fuerza que en los meses anteriores.

Es importante acudir al centro de estética y que nos ofrezcan un tratamiento personalizado como un tratamiento despigmentante para poder eliminarlas, además es IMPRESCINDIBLE utilizar durante todo el año, un factor de protección solar alto, para que los rayos de sol UV no puedan incidir sobre nuestra piel, y siempre seguir los consejos de los profesionales.

Claves para mantener el bronceado del verano

Después de conseguir el buen color de piel dorado del verano, queremos que este dure lo máximo posible, ya que es un tono muy favorecedor con el que nos sentimos mejor. Para alargarlo, lo que debemos hacer es:

  • Hidratar: es importante hidratar a piel dos veces al día.
  • Nutrir: utilizar las con nutrientes específicos para que no se pierda la humedad de la misma.

Cuidados de la piel después del verano

Cosméticos que no deben faltar en tu neceser

Debes utilizar cremas hidratantes y nutrientes y que tengan tratamiento para combatir las primeras arrugas.

Cremas con principios activos fuertes

Debes utilizar este tipo de cosméticos para revitalizar la piel y darle un plus de luminosidad, además conseguirás un efecto rejuvenecedor. Los componentes que deben llevar los cosméticos son: ácido retinoico o ácido glicólico, entre otros.

Dieta equilibrada que incluya alimentos con vitamina A y C

Es muy importante llevar una dieta sana y equilibrada introduciendo alimentos que tengan buena cantidad de vitaminas A y C, como las zanahorias y los carotenos. Además no debes dejar de lado la ingesta de proteínas para así mantener el músculo y obtener una piel tersa y bonita.

2 litros de agua al día, como mínimo

Es imprescindible para mantener la hidratación de la piel y el organismo, no esperes a tener la sensación de sed, ve bebiendo poco a poco hasta consumir los litros diarios. En verano, con el calor, solemos beber más agua ya que el cuerpo lo solicita, en septiembre no dejes la costumbre.

Hidrata tu piel intensamente

Bebe zumos naturales como por ejemplo, de manzana, zanahoria, naranja, sandía. etc. estarán ingiriendo líquidos a la vez que una gran cantidad de nutrientes y vitaminas.

Maquillaje en forma de cremas o fluidos

Evitar resecar la piel con esta fórmula de maquillaje, ya que los compactos tienden a resecar más la piel, siempre teniendo en cuenta la elección del que mejor se adapte a tu tipo de piel.

Maquilaje con FPS

Como puedes ver, debes seguir todos estos pasos para llevar una buena hidratación, con la que presumir de piel y además frenar los primeros signos de envejecimiento.

Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte y recomendar el tratamiento perfecto para ti.

Acerca de

Deja un comentario

0